• Regístrate y participa. ¡Solo tardas dos minutos!

Depresion noogena

Caplun

Usuario
Registrado
27/3/19
Mensajes
34
Género
Masculino
Hace ya un tiempo me cuesta motivarme a hacer cosas que apunten al mediano largo plazo. Me cuesta animarme a "participar activamente del mundo", me cuesta encontrarle sentido a las cosas mas allá de la mera responsabilidad o día a día. Y no es que este particularmente deprimido o anhedonico; me siguen gustando muchas cosas. He buscado y encontrado este concepto, que no conocía.

También llamada nooneurosis o neurosis noógena.

Fue sin embargo Viktor Frankl (catedrático de Neurología y Psiquiatría de la Universidad de Viena. 1.905-1.997), el que acuñó el término Depresión Noógena, para referirse a una sensación de falta de sentido y de confianza en el futuro, lo que bloquea cualquier actuación en el presente, hace desaparecer los planes, y los pocos que quedan son de corte pesimista. La depresión noógena tiene su origen en una insatisfacción de tipo espiritual, ya que encontrarle sentido a la vida no es un tema de carácter psicológico sino espiritual. Esta perspectiva, cada día más implantada, estudia la realidad del hombre de nuestro tiempo, y sitúa en la búsqueda de sentido de la vida la más profunda tarea existencial del mismo, y el único camino para salir del abatimiento.

Señala Viktor Frankl cinco causas por las que puede aparecer este tipo de desaliento espiritual en las personas. En primer lugar señala como causa la ruptura del diálogo, es decir la ausencia de un interlocutor con el que “encontrarse” y vincularse sincera y profundamente. Otra de las causas, que señala V. Frankl, que puede desembocar en una depresión de ausencia de sentido vital, es el sufrimiento físico, que cuando es muy intenso o prolongado, a las personas les puede llevar a dudar del sentido de su vida: ¿Por qué me tiene que pasar esto a mi?, ¿por qué tantísimo dolor?. La tercera causa la sitúa en la falta de confianza en la existencia humana, cuya consecuencia es el escepticismo frente a la vida, la falta de atribución de valor a cualquier cosa, y la ausencia de compromiso. En cuarto lugar señala la frustración existencial que puede aparecer cuando alguien insiste de modo rígido e inflexible en conseguir llegar a una meta, que no consigue alcanzar. La incapacidad de flexibilizar los objetivos o los proyectos, y adaptarlos al devenir del presente y sus circunstancias, hacen que una persona pueda sentir una frustración, difícil de gestionar. Por último señala Frankl los conflictos de conciencia
, como causa de este tipo de depresión. Con ello se refiere a situaciones en las que una persona vive de un modo que entra en contradicción con sus valores, sus principios o sus ideas.


Es imposible no considerar una correlación con la evitación.
 
Arriba