Trastorno de la personalidad por evitacion

evitacion.com

Trastorno de la personalidad por evitación

Fobia Social

¿Sientes frecuentemente un miedo excesivo a relacionarte en situaciones sociales, a ser humillado públicamente o a actuar en público?

 Puede entonces que tengas fobia social, una patología que se calcula que sufre hasta un 13% de la población en algún momento vital.
 

En este artículo hablaré de sus síntomas, causas, diagnóstico, tratamientos y mucho más.

También puedes ser tímido y no encajar en los criterios que cumplen con la fobia social.

Generalmente comienza en la adolescencia y normalmente es más frecuente en personas jóvenes de 15 a 29 años, con poca formación, solteras y de clase socioeconómica baja.

 

1-Historia

Las descripciones sobre la timidez llevan apareciendo en la literatura desde el 400 a.c. con Hipócrates, quien hacía esta descripción:

“No se atreve a estar en compañía por miedo a estar deshonrado o ser utilizado; piensa que otros hombres le observan”.

 

La primera mención al término fobia social, fue hecha al principio del siglo XX. Los psicólogos usaban el término “neurosis social” para describir pacientes extremadamente tímidos.

La idea de que la fobia social era una entidad separada de otras fobias llegó con el psiquiatra Isaac Marks en los años 60.

Esta idea fue aceptada por la APA (American Psychiatric Association) y fue oficialmente incluida en la tercera edición del DSM.

Su definición fue revisada en 1989 para permitir su comorbilidad con el trastorno evitativo de la personalidad.

 

2-Síntomas

Solo porque te encuentres nervioso en algunas situaciones sociales no significa que tengas fobia social (FS).

Muchas personas son tímidas o demasiado autoconscientes y eso no les provoca grandes problemas en sus vidas diarias.

La FS si interfiere con tu rutina, puede provocar ansiedad y estrés, y disminuir tu calidad de vida.

Por ejemplo, muchas personas se ponen nerviosas al hablar en público, aunque las personas con FS se encuentran preocupadas durante semanas o meses antes de hacerlo o literalmente se paralizan cuando lo hacen.

Síntomas emocionales

  • Miedo extremo a ser observado o juzgado por otros.
  • Ansiedad excesiva en situaciones sociales cotidianas.
  • Preocupación intensa durante semanas o inclusos meses antes de una situación social.
  • Miedo a que otros se den cuenta de que estas nervioso.
  • Miedo de actuar y ser humillado.

Síntomas físicos

  • Respiración rápida.
  • Ponerse colorado.
  • Náuseas, dolor de estómago.
  • Presión en el pecho o taquicardia.
  • Voz temblorosa.
  • Sensación de mareo o desmayo.
  • Sudores.

Síntomas conductuales

  • Evitar situaciones sociales hasta un grado que limitas tus actividades o interrumpe tu vida.
  • Escapar de situaciones sociales.
  • La necesidad de estar siempre rodeado de alguien conocido.
  • Beber antes de situaciones sociales para disminuir los nervios.

En niños

Es normal que un niño sea tímido. Sin embargo, cuando tiene FS experimenta un malestar extremo al realizar actividades diarias como jugar con otros niños, leer en clase, hablar con otros adultos o actuar delante de otros.

Situaciones estresantes

Las siguientes situaciones suelen ser estresantes para las personas con FS:

  • Conocer nuevas personas.
  • Ser el centro de atención.
  • Ser observado al hacer algo.
  • Hablar en público.
  • Actuar delante de gente.
  • Ser criticado o juzgado.
  • Hablar con personas “importantes” o figuras de autoridad.
  • Ir a una cita.
  • Hacer llamadas de teléfono.
  • Usar baños públicos.
  • Hacer exámenes.
  • Comer o beber en público.
  • Ir a fiestas o actos sociales.

Las siguientes descripciones podrían ser de personas con FS:

“En cualquier situación social tengo miedo. Estoy ansioso antes de salir de casa y aún más durante todo el evento. Cuanto más cerca estoy de la situación social, más ansioso estoy. Mi corazón empieza a latir y comienzo a sudar cuando pienso sobre las situaciones sociales”.

“Cuando entro en una habitación llena de gente me pongo colorado y siento como si todos me mirasen”.

“En el colegio siempre tenía miedo de que me llamasen, incluso cuando sabía las respuestas. Cuando tenía trabajo, odiaba ver a mi jefe. No podía comer con mis compañeros o ir a las fiestas de empresa. Me preocupaba sobre ser juzgado o que me mirasen, no quería parecer tonto. A veces no podía comer ni dormir durante días antes de una reunión”.

 

3-Causas

Actualmente es considerado un modelo integrativo. Es decir, las causas que intervienen en el desarrollo de la fobia social son biológicas, psicológicas y sociales.

Los científicos tienen que determinar aún las causas exactas. Los estudios sugieren que la genética juega un papel importante junto a factores ambientales.

Generalmente la FS comienza en un punto específico en la vida, a partir del cual se desarrolla.

Causas biológicas

Parece que por la evolución, el ser humano está preparado para temer a las personas que nos rechazan, critican o a las personas que muestran ira.

Hace miles de años, nuestros ancestros evitarían a los rivales hostiles que podían dañarlos o matarlos; es algo que en realidad se da en todas las especies.

Esta teoría defendería que hemos heredado los genes de aquellas personas que aprendieron a alejarse al captar esas señales de violencia.

Ya desde los 4 meses algunos bebes muestran patrones de timidez al llorar o se agitan ante estímulos sociales o juguetes.

Se puede heredar por tanto una tendencia a estar inhibido socialmente.

Crecer con padres sobreprotectores o hipercríticos también esta asociado con FS.

Causas psicológicas

En este factor interviene el aprendizaje de que no se está en control de los acontecimientos.

Además, se puede dar un ataque de pánico inesperado en una situación social que provoque su asociación a situaciones sociales.

En este caso, la persona sentiría ansiedad cada vez que viva una situación social parecida a la que le provocó el ataque de ansiedad.

También se pueden dar situaciones reales que produzcan traumas, como el bullying en la adolescencia o infancia.

Por otra parte, también influye el hecho de que los padres transmitan a los hijos la preocupación por las opiniones de los demás.

Causas sociales

Una experiencia social negativa puede hacer que se desarrolle la FS, siendo las personas sensibles interpersonalmente más propensas a desarrolarla.

Aproximadamente el 50% de las personas diagnosticadas con ansiedad social han tenido un evento social traumático o humillante.

Al igual que las experiencias directas, observar o escuchar sobre experiencias negativas de otras personas puede desarrollar la FS.

Asimismo, la FS puede ser provocada por los efectos a largo plazo de no encajar o sufrir bullying, rechazado o ignorado.

Influencias culturales

Las actitudes hacia la timidez y la evitación son factores que han sido relacionados con la FS.

Un estudio encontró que los efectos de la educación por parte de los padres dependía de la cultura.

Los niños americanos parecían tener más probabilidades de desarrollar FS si sus padres enfatizaban la importancia de la opinión de otros o usaban la verguenza como táctica disciplinaria.

Sin embargo, esa asociación no se encontraba en niños chinos. En China los niños tímidos o inhibidos son más aceptados que sus compañeros y tiene más probabilidades de ser considerados para liderar, al contrario que en los países occidentales.

Mecanismos fisiológicos

Aunque no se han encontrado los mecanismos neuronales exactos, hay evidencia que relaciona la FS con desequilibrios en algunas neurotransmisores e hiperactividad en algunas áreas cerebrales.

Dopamina

La sociabilidad esta estrechamente ligada a la neurotransmisión dopaminérgica.

El uso indebido de estimulantes, como las anfetaminas, para aumentar la autoestima y mejorar el desempeño social es común.

Otros neurotransmisores

A pesar de que hay poca evidencia de la anormalidad en la neurotransmisión de la serotonina, la limitada eficacia de los medicamentos que afectan los niveles de serotonina puede indicar el papel de este neurotransmisor.

La paroxetina y la sertralina son dos ISRS (inhibidores selectivos de recaptación de serotonina) que han sido confirmados por la FDA para tratar el trastorno de ansiedad social. Se cree que los ISRS disminuyen la actividad de la amígdala.

También hay un creciente enfoque en otros transmisores, por ejemplo, la norepinefrina y el glutamato, que podrían ser más activos en el trastorno de ansiedad social, y el transmisor inhibidor GABA, que podría ser menos activo en el tálamo.

Áreas cerebrales

La amígdala es parte del sistema límbico, el cual esta relacionada con el miedo y el aprendizaje emocional.

Las personas con ansiedad social tienen una amígdala hipersensible en situaciones sociales amenazantes o rostros faciales hostiles.

Por otra parte, la investigación reciente ha indicado que el cortex cingulado anterior, que esta relacionado con la experiencia del dolor físico, también parece estar relacionado con el “dolor social”, por ejemplo con el rechazo grupal.

 

4-Diagnóstico

Criterio diagnóstico según el DSM-IV

A) Temor acusado y persistente por una o más situaciones sociales o actuaciones en público en las que el sujeto se ve expuesto a personas que no pertenecen al ámbito familiar o a la posible evaluación por parte de los demás. El individuo teme actuar de un modo que sea humillante o embarazoso. Nota: en los niños es necesario haber demostrado que sus capacidades para relacionarse socialmente con sus familiares son normales y han existido siempre, y que la ansiedad social aparece en las reuniones con individuos de su misma edad y no solo en cualquier interrelación con un adulto.

B) La exposición a las situaciones sociales temidas provoca casi invariablemente una respuesta inmediata de ansiedad, que puede tomar la forma de una crisis de angustia situacional o más o menos relacionada con una situación. Nota: en los niños la ansiedad puede traducirse en lloros, berrinches, inhibición o retraimiento en situaciones sociales donde los asistentes pertenecen al marco familiar.

C) El individuo reconoce que este temor es excesivo o irracional. Nota: en los niños puede faltar este reconocimiento.

D) Las situaciones sociales o las actuaciones en público temidas se evitan o bien se experimentan con ansiedad o malestar intensos.

E) Los comportamientos de evitación, la anticipación ansiosa, o el malestar que aparecen en las situaciones en público temidas interfieren acusadamente con la rutina normal del individuo, con sus relaciones laborales, académicas o sociales, o bien producen malestar clínicamente significativo.

F) En los individuos menores de 18 años la duración del cuadro sintomático debe prolongarse como mínimo durante 6 meses.

G) El mido o el comportamiento de evitación no se deben a los efectos fisiológicos directos de una sustancia o de una enfermedad médica, y no pueden explicarse mejor por la presencia de otro trastorno mental.

H) Si hay una enfermedad médica u otro trastorno mental, el temor descrito en el Criterio A no se relaciona con estos procesos.

Especificar si:

Generalizada: si los temores hacen referencia a la mayoría de las situaciones sociales.

Comorbilidad

La FS muestra un alto grado de comorbilidad (co-ocurrencia) con otros trastornos psiquiátricos.

De hecho, un estudio poblacional encontró que el 66% de las personas con FS tenían uno o más trastornos mentales adicionales.

La FS ocurre a menudo junto a la autoestima baja y a la depresión clínica, quizás debido a la falta de relaciones personales y a los largos periodos de aislamiento social.

Para intentar reducir la ansiedad y la depresión, las personas con fobia social pueden usar alcohol u otras drogas, lo cual puede guiar al abuso de sustancias.

Se estima que una de cada cinco personas con FS también sufren de dependencia al alcohol, aunque otros investigadores sugieren que la FS no esta relacionada, o que es protectora contra los problemas con el alcohol.

Otros trastornos comunes con la FS son

  • La depresión.
  • Trastornos de ansiedad, particularmente el trastorno de ansiedad generalizado.
  • Trastorno de personalidad por evitación.

 

5-Tratamiento

Los tratamientos más efectivos para la fobia social son los cognitivos conductuales.

Terapia cognitivo-conductual

La terapia cognitivo conductual pretende modificar los pensamientos y comportamientos por otros más adaptativos.

Tratamientos adecuados pueden ser:

  • Exposición grupal.
  • Entrenamiento en habilidades sociales.
  • Reestructuración cognitiva

1-Exposición

Es un tratamiento eficaz en la fobia social generalizada. Se pretende que la persona entre en contacto activamente con las situaciones que evita, que enfrente sus miedos y que se habitúe a las situaciones hasta que disminuya la ansiedad.

Algunas indicaciones para las sesiones de exposición son:

  • Sesiones de exposición repetidas y cortas.
  • Enseñar a aprovechar las situaciones de la vida cotidiana.
  • Aceptar que el comportamiento de los demás es impredecible.
  • Explicar cómo se origina y mantiene el problema.

2-Técnicas cognitivas

Las técnicas más utilizadas son la terapia cognitiva de Beck y la terapia racional emotiva de Ellis.

Las metas son:

  • Ganar expectativas de control sobre el comportamiento y acontecimientos.
  • Cambiar la atención en el aumento de la activación y a los síntomas físicos.
  • Suprimir pensamientos repetitivos sobre la ocurrencia de los síntomas o consecuencias que se temen.
  • Fomentar la proactividad y a valorar los logros obtenidos.

3-Entrenamiento en habilidades sociales

Si por cualquier causa la persona no ha podido aprender habilidades sociales, será importante establecer este entrenamiento.

Cuando la persona siente temor a mostrar síntomas fisiológicos como ponerse rojo, el temblor o el sudor, pueden funcionar:

  • La intención paradójica.
  • La terapia racional emotiva.
  • La exposición.
  • En las personas con altos niveles de ansiedad, las técnicas de relajación pueden complementar bien a la exposición.

En las personas con fobia social y algún trastorno de personalidad, las terapias cognitivo- conductuales tendrán que ser más largas.

La terapia grupal puede resultar demasiado temerosa para algunas personas, aunque tiene ciertas ventajas:

  • Fomentar la confianza, en lugar de la dependencia en el terapeuta.
  • Permite hacer tareas de exposición en grupo.
  • Permite hacer un compromiso públicamente, lo cual aumenta la motivación.
  • La persona percibe que existen otras personas con el mismo problema.
  • Crea recursos sociales.

Terapia grupal

Otras técnicas cognitivo-conductuales para la FS incluyen el role-playing y el entrenamiento en habilidades sociales, pudiendo formar parte de la terapia grupal.

Medicación

La medicación se puede usar para disminuir los síntomas asociados a la FS, aunque no es una cura; si se para la medicación los síntomas vuelven a aparecer. Por tanto, la medicación es más útil cuando se toma junto a la terapia.

Se usan tres tipos de fármacos:

  • Betabloqueadores: se usan para disminuir la ansiedad. Funcionan bloqueando el flujo de adrenalina cuando se esta ansioso. No afectan a los síntomas emocionales, aunque si a los físicos como sudoración o taquicardia.
  • Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS): son la primera opción como fármacos. Comparados con otras formas de medicación, existe menos riesgo de tolerancia y dependencia.
  • Benzodiacepinas: actúan rápidamente aunque son adictivas y sedantes, por lo que solo se prescriben cuando no funcionan otros fármacos.
  • Inhibidores selectivos de la recaptación de norepinefrina (ISRN): han mostrado una efectividad similar a los ISRS. Algunos son la venlafaxina o el milnacipran.

6-Consejos de autoayuda

Desafía los pensamientos negativos

Si tienes FS es muy probable que tengas pensamientos negativos y creencias que contribuyen a la ansiedad.

Puede que tengas pensamientos como:

  • “Voy a parecer un tonto”.
  • “Me voy a sentir nervioso y seré humillado”.
  • “La gente pensará que soy un incompetente”.
  • “No tengo nada que decir”.

Desafiar estos pensamientos negativos por ti mismo o en una terapia es una forma de reducir los síntomas de la FS.

En primer lugar, identifica qué pensamientos negativos están bajo tu miedo a las situaciones sociales.

Luego, desafíalos y cámbialos por otros más positivos y realistas, con preguntas como:

  • ¿Estoy seguro de que pareces incompetente?
  • ¿Seguro que no tengo nada que decir?

Estos son algunos patrones de pensamiento que son comunes en la FS:

  • Leer la mente: asumir que sabes lo que otra gente esta pensando y que te ven de la misma forma negativa en que tú te ves a ti mismo.
  • Predecir el futuro: asumir que lo peor ocurrirá.
  • Pensamientos catastróficos: sacar las cosas fuera de su importancia real. Por ejemplo, creer que si la gente nota que estas nervioso será terrible o desastroso.
  • Personalizar: asumir que las personas se centran en ti de forma negativa.

¿Cómo parar de pensar que todo el mundo te mira?

Para reducir la auto-atención, presta atención a lo que ocurre a tu alrededor, en lugar de observarte a ti mismo o centrarte en tus síntomas de ansiedad:

  • Observa a la gente de tu ambiente.
  • Escucha a lo que se dice, no a tus pensamientos.
  • No tomes toda la responsabilidad por intentar que las conversaciones marchen, los silencios están bien y el otro puede contribuir.

Controla tu respiración

Un cambio de tu cuerpo cuando estas ansioso es que comienzas a respirar rápidamente, lo cual lleva a otros síntomas como náuseas, mareos, sofocos, taquicardia o tensión muscular.

Aprender a controlar la respiración te puede ayudar a reducir esos síntomas. Puedes practicar este ejercicio:

  • Siéntate cómodamente y recto en una silla, dejando tu cuerpo relajado. Pon una mano en tu pecho y la otra en tu estómago.
  • Inhala lenta y profundamente por tu nariz durante cuatro segundos. La mano de tu estómago debe ascender, mientras que la mano de tu pecho debe moverse muy poco.
  • Mantén la respiración durante dos segundos.
  • Exhala lentamente por tu boca durante seis segundos, expulsando todo el aire que puedas. La mano de tu estómago debería moverse mientras exhalas y tu otra mano debería moverse poco.
  • Continúa respirando a través de tu nariz y expulsando por tu boca. Centra la atención en respirar lentamente en un patrón de: inhalar 4 segundos, mantener 2 segundos y exhalar 6 segundos.

Practicar técnicas de relajación

Además de los ejercicios de respiración profunda, la practica regular de técnicas de relajación como yoga, medicatión o relajación muscular progresiva te ayudarán también a controlar los síntomas de la ansiedad.

Encara tus miedos

Una de las cosas más valiosas que puedes hacer para superar la FS es encarar tus miedos a las situaciones sociales.

La evitación hace que el trastorno se mantenga; aunque hace que estés más cómodo en el corto plazo, previene que estés más cómodo en situaciones sociales a las que tendrás que enfrentarte.

La evitación impide que hagas cosas que te gustarían hacer, que alcances ciertas metas o que participes en actividades sociales.

Sigue estos consejos:

  • Enfréntate a las situaciones poco a poco: si tienes miedo a hablar en público no te enfrentes a una sala de 100 personas. Por ejemplo, comienza por participar en grupos levantando la mano. Posteriormente, comienza a hacer actividades cada vez más difíciles.
  • Se paciente: superar la FS requiere practica y paciencia. Es un proceso gradual y al principio es normal que las cosas no te salgan todo lo bien que te gustarían. Lo más importante es actuar.
  • Usa las habilidades explicadas anteriormente para estar relajado.
  • Construye relaciones personales

Los siguientes consejos son buenas formas para comenzar a interactuar con otras personas:

  • Toma clases de habilidades sociales.
  • Participa en un voluntariado.
  • Trabaja tus habilidades comunicativas.
  • Apúntate a actividades sociales como deportes en grupo, talleres, baile…
  • Cambia tu estilo de vida.

Los siguientes consejos te pueden ayudar a reducir tus niveles de ansiedad en situaciones sociales:

  • Evita o limita la cafeína: el café, té o bebidas energéticas actúan como estimulantes que incrementan tus síntomas de ansiedad.
  • Evita el alcohol: o al menos bebe en moderación. El alcohol incrementa las posibilidades de que tengas un ataque de ansiedad.
  • Deja de fumar: la nicotina es un fuerte estimulante que lleva a mayores niveles de ansiedad.
  • Duerme lo suficiente: cuando tienes falta de sueño, eres más vulnerable a la ansiedad. Estar descansado te ayudará a estar relajado en situaciones sociales.

Referencias

National Institute for Health and Clinical Excellence: Guidance. Social Anxiety Disorder: Recognition, Assessment and Treatment. Leicester (UK): British Psychological Society; 2013. PMID 25577940.

Kessler RC et al. Lifetime prevalence and age-of-onset distributions of DSM-IV disorders in the National Comorbidity Survey Replication. Arch Gen Psychiatry. 2005 Jun;62(6):593-602. PMID 15939837.

Furmark, Thomas. Social Phobia – From Epidemiology to Brain Function. Retrieved February 21, 2006.

Studying Brain Activity Could Aid Diagnosis Of Social Phobia. Monash University. January 19, 2006.

“Comorbidity”. The Wiley Blackwell Handbook of Social Anxiety Disorder. 2014. pp. 208–210. doi:10.1002/9781118653920.fmatter. ISBN 9781118653920.

Chartier, M. J.; Walker, J. R.; Stein, M. B. (2003). “Considering comorbidity in social phobia”. Social Psychiatry and Psychiatric Epidemiology 38 (12): 728. doi:10.1007/s00127-003-0720-6. PMID 14689178. 

Schneier, F. R.; Spitzer, R. L.; Gibbon, M.; Fyer, A. J.; Liebowitz, M. R. (1991). “The relationship of social phobia subtypes and avoidant personality disorder”. Comprehensive Psychiatry 32 (6): 496. doi:10.1016/0010-440X(91)90028-B. PMID 1778076.

Pini S, Maser JD, Dell’Osso L et al. (2006). “Social anxiety disorder comorbidity in patients with bipolar disorder: a clinical replication”. J Anxiety Disord 20 (8): 1148–57. doi:10.1016/j.janxdis.2006.03.006. PMID 16630705.

Valença AM, Nardi AE, Nascimento I et al. (May 2005). “Do social anxiety disorder patients belong to a bipolar spectrum subgroup?”. J Affect Disord 86 (1): 11–8. doi:10.1016/j.jad.2004.12.007. PMID 15820266.

Merikangas, Avenevoli S., Dierker L., Grillon C. (1999). “Vulnerability factors among children at risk for anxiety disorders”. Biol Psychiatry 46 (11): 1523–1535. doi:10.1016/S0006-3223(99)00172-9. PMID 10599480.

National Center for Health and Wellness.Causes of Social Anxiety Disorder. Retrieved February 24, 2006.

Beidel, D.C., & Turner, S.M. (1998). Shy children, phobic adults: The nature and treatment of social phobia. American Psychological Association Books.

Okano K (1994). “Shame and social phobia: a transcultural viewpoint”. Bull Menninger Clin 58 (3): 323–38. PMID 7920372.

Stopa L, Clark D (1993). “Cognitive processes in social phobia”. Behav Res Ther 31 (3): 255–67. doi:10.1016/0005-7967(93)90024-O. PMID 8476400.

BNF; British Medical Journal (2008). “Anxiolytics”. UK: British National Formulary. Retrieved 17 December 2008.

Beck AT, Emery G, Greenberg RL (1985) Anxiety Disorders and Phobias: A Cognitive Perspective. New York: Basic Books.

Sanjay J. Mathew, Jeremy D. Coplan, Jack M. Gorman, (2001). “Neurobiological Mechanisms of Social Anxiety Disorder”. Am J Psychiatry 158 (10): 1558–1567. doi:10.1176/appi.ajp.158.10.1558. PMID 11578981.

 

Mikkelsen EJ, Detlor J, Cohen DJ (1981). “School avoidance and social phobia triggered by haloperidol in patients with Tourette’s disorder”. Am J Psychiatry 138 (12): 1572–1576. PMID 6946714.

Eisenberger NI, Lieberman MD, Williams KD (October 2003). “Does rejection hurt? An FMRI study of social exclusion”. Science 302 (5643): 290–2. doi:10.1126/science.1089134. PMID 14551436.

García-López, L. J, Hidalgo, M. D., Beidel, D. C., Olivares, J. y Turner, S. M. (2008). Brief form of the Social Phobia and Anxiety Inventory (SPAI-B) for adolescents. European Journal of Psychological Assessment, 24, 150-156.

Bluett, EJ et al. (Aug 2014). “Acceptance and commitment therapy for anxiety and OCD spectrum disorders: an empirical review”. J Anxiety Disord 28 (6): 612–24. doi:10.1016/j.janxdis.2014.06.008. PMID 25041735.

Rosenthal, J.; Jacobs, L.; Marcus, M.; Katzman, M. A. (2007). “Beyond shy: When to suspect social anxiety disorder”. The Journal of family practice 56 (5): 369–374. PMID 17475167.

Thomas Furmark (1999-09-01). “Social phobia in the general population: prevalence and sociodemographic profile (Sweden)”. Retrieved 2007-03-28.

 

Autor: Alberto Rubín Martín

Fuente: http://www.lifeder.com/

Utilizamos cookies